0

0.00

#

Calefacción/Refrigeración para todos los vehículos

Indica tu vehículo

Catálogo de primera calidad para Calefacción/Refrigeración

Fabricantes de marca de Calefacción/Refrigeración para automóviles

  • HELLA

Calefacción/Refrigeración - Información sobre funcionamiento, reparación y recambio

Los motores de combustión tienen debido a sus características de construcción un grado de eficiencia relativamente bajo. Los motores de gasolina y diésel solamente transforman un 37-42 % de la energía inyectada en movimiento. Más de la mitad del combustible se transforma en calor. Por tanto, siempre se ha de controlar este aspecto para evitar que el motor se sobrecaliente, No obstante, para no desperdiciar del todo la energía calorífica, se emplea esta para climatizar el interior del automóvil. Para tal fin, se requiere un sistema complejo de intercambiadores de calor, mangueras y bombas.

El circuito de refrigeración de un automóvil

El circuito de refrigeración de un vehículo refrigerado por agua (excepto barcos) es un sistema cerrado que está compuesto por cinco elementos. El sistema de refrigeración es muy sensible que hay que controlar en cuanto se noten daños. Un circuito de refrigeración defecto puede conllevar una grave avería del motor si se ignora.

Depósito de expansión

En la mayoría de los vehículo, aunque no en todos, se introduce el líquido de refrigeración en el depósito de expansión, que mide constantemente el nivel y el estado del líquido. Si falta dicho depósito se introduce el líquido directamente en el sistema de refrigeración. Depósitos defectos tienden a agrietarse. Depósitos de expansión que explotan constantemente indican un daño aún mayor, por lo general una junta de culata rota.

Radiador con ventilador y sensor

El radiador sirve para expulsar a través del aire de movimiento el calor excedente. Está compuesto por una red de papel de aluminio por la que puede fluir el aire. Un sistema de tuberías de cobre por las que corre el líquido refrigerante atraviesa la red. Para expulsar el aire del sistema de refrigeración de forma fiable incluso a altas temperaturas o cuando el vehículo está estacionado se ha instalado un ventilador en el radiador. Este funciona mediante un motor eléctrico o mediante accionamiento directo por el motor mismo. Si el radiador está dañado, el motor se sobrecalentará constantemente. Si el radiador ya está altamente corroido de forma que las laminillas refrigeradoras ya se caen, entonces se debe reemplazar dicha pieza. Lo mismo ocurre cuando el ventilador deja de funcionar.

Sistema de tuberías del motor

El motor tiene un sistema de tuberías propio por el que fluye el líquido refrigerante. En el motor se divide el sistema de refrigeración en circuito „pequeño“ y „grande“. El circuito „pequeño“ está activo inmediatamente tras el encendido del motor en frío manteniendo el agua dentro del motor. Así se caliente rápidamente y el motor alcanza la temperatura de funcionamiento necesaria para que todas las piezas se expandan de la manera deseada mediante el calor proporcionado. Esto es muy importante, por ejemplo, para las válvulas para que se encuentren el el lugar indicado y no se desgasten prematuramente. El termostato regula el circuito de refrigeración, una válvula simple que se abre a partir de una temperatura determinada del liquido refrigerante y libera el circuito grande de refrigeración. Si el motor no se calienta de forma adecuada la causa suele ser el termostato. Esta pieza económica es fácil de reemplazar.

Bomba de agua

La bomba de agua es accionada directamente por el motor. En muchos motores, además, cumple la función de tensar la correa dentada. Se encuentra bien situada en la pared exterior del motor y tiene que reemplazarse regularmente, por lo general, cuando se cambia la correa dentada. Si la bomba de agua está defectuosa, entonces pierde líquido y se oyen chirridos.

Intercambiador de calor con sistema de conducción de aire y ventilación

El intercambiador de calor está construído de la misma forma que el radiador del motor, pero es bastante más pequeño. Es la unidad calefactora responsable del calentamiento del habitáculo. El intercambiador se encuentra situado en la pared de inyección y está conectado con el interior a través del sistema de ventilación. Mediante el ventilador que se puede manejar desde el salpicadero, es posible controlar la cantidad de aire que pasar por el intercambiador de calor. Si el intercambiador está defectuoso, entonces el rendimiento calorífico ya no es satisfactorio. Otra pista muy delatadora es una intensa formación de rocío en la parte interior del parabrisas. Dado que el intercambiador de calor está conectado con el sistema de refrigeración, una fuga de agua puede ser muy peligroso para el motor. El intercambiador de todos los modelos de automóvil se puede adquirir a muy buen precio. No obstante, el recambio es muy laborioso puesto que en la mayoría de los automóvil es necesario desmontar el salpicadero completo junto con el volante.

Piezas de repuesto económicas de la mejor calidad

En nuestra tienda online encontrará todas las piezas de repuesto para la calefacción/sistema de refrigeración . Preste atención a ofertas y rebajas.

Bestseller: Éxitos de venta de la categoría