0

0.00

#

Mangueras & Tubería de Radiador para todos los vehículos

Indica tu vehículo

Catálogo de primera calidad para Mangueras & Tubería de Radiador

Fabricantes de marca de Mangueras & Tubería de Radiador para automóviles

  • GATES

Mangueras & Tubería de Radiador - Información sobre funcionamiento, reparación y recambio

Las mangueras tiene en un motor la función de guiar todos los líquidos y mezclas importantes de tal forma que lleguen sin pérdidas a su destino correspondiente. No obstante, no todas las mangueras son iguales, cada una tiene unas medidas y un material determinante que se ajusta exactamente a la tarea que le ha sido asignada.

Las mangueras en un motor

Cuando se abre el capó un lego puede sentirse un poco agobiado al ver todo ese conjunto de mangueras, cables y tubos. No obstante, hay un orden estricto vigente para todos los automóviles independientemente del fabricante. Una vez que se conozca el sistema de mangueras de un vehículo, se puede aplicar dicho conocimiento a cualquier otro automóvil. Para que un motor funcione hay que suministrarle aire, combustible y chispas de encendido. El sistema eléctrico está conectado mediante cables y conductos sin usar mangueras. No obstante, el aire y el combustible son sustancias que requieren el empleo de mangueras. El conducto del combustible está compuesto en algunas partes por finas mangueras de goma que están envueltas en un tejido textil. Los conductos de aire suelen ser de aluminio, lo que es especialmente importante para el funcionamiento en invierno para que el aire aspirado se precaliente. En el motor mismo se encuentran también algunas mangueras de ventilación para evitar que se produzca un exceso de presión en el motor. No obstante, la mayoría de la mangueras de un coche pertenecen al sistema de refrigeración. Gruesas mangueras de goma conducen desde el depósito de expansión o el radiador al motor, a la bomba de agua, al termostato o desde allí de vuelta. Más tipos de mangueras se encuentran en el servofreno y en el lavaparabrisas.

Averías en el sistema de mangueras

Una manguera se rompe por la edad o por intervenciones mecánicas y térmicas. Cada manguera, las de agua en particular, están diseñadas de tal forma que fallan enseguida en caso de avería. Por ejemplo, en un automóvil hay una junta de culata defectuosa o la bomba de agua falla, entonces explota primero la manguera antes de que el motor sufra algún daño grave por el agarrotamiento del piston. Si una manguera de este tipo falla, debería averiguar exactamente qué ha sido la causa. En en caso de marcas de rozaduras o mordeduras la cosa está clara. Una comadreja puede causar graves daños en un automóvil. Una manguera mal colocada también puede desplazarse y chocar con una pieza giratoria, como una polea de transmisión, que daña la manguera. Si las mangueras ya están muy porosas incluso un pequeño cambio de presión puede provocar que exploten. Esto pasa cuando entra aceite en el sistema de refrigeración. Entonces las manguera se corroen con el tiempo en el interior y pueden explotar instantáneamente. Aceite en el líquido refrigerante es un indicio para una junta de culata defectuosa. Por tanto, se recomienda controlar el estado del líquido refrigerante regularmente. Si un conducto de combustible está dañado se percibe un fuerte olor y debajo del coche se observan unas gotas sospechosas, hay que darse prisa puesto que fugas incontroladas de combustible presentan un alto riesgo de incendio. Si fallan las mangueras de vacío en el servofreno se ve afectado el comportamiento de frenado, por ejemplo, resulta más difícil pisar el pedal de freno.

Arreglar los sistemas de mangueras

En principio, ¡siempre se cambia una manguera completa! Hace muchos años cuando una manguera estaba defectuosa se solía cortar la manguera y se seguía usando Esta práctica hoy se desaconseja encarecidamente. Una manguera que presenta una fuga en una parte puede explotar en otra el día de mañana. Todas la mangueras que se encuentran en el compartimento de motor son, por lo general, muy económicas así que no hay que ahorrar. Con los precios de piezas de repuestos actuales ya no es necesario usar parches. No obstante, una manguera sólo dura tanto como su material de sujeción. Tampoco conviene ahorrar en abrazaderas y soportes usando productos no aptos o directamente ninguno. Estas piezas de repuesto tan sólo cuestan unos céntimos pero pueden incrementar notablemente la seguridad del vehículo y el éxito de la reparación.

Bestseller: Éxitos de venta de la categoría