0

0.00

#

Sistema eléctrico para todos los vehículos

Indica tu vehículo

Catálogo de primera calidad para Sistema eléctrico

Fabricantes de marca de Sistema eléctrico para automóviles

  • HELLA

Sistema eléctrico - Información sobre funcionamiento, reparación y recambio

El sistema eléctrico del automóvil es el encargado de transmitir todas las señales necesarias para que el vehículo funcione. En los últimos veinte años el sistema eléctrico y los componentes electrónicos se han vuelto más y más complejos. El resultado son automóviles mucho más seguros y cómodos. No obstante, los principales casos de daños y reparaciones en un vehículo suelen deberse a problemas con el sistema eléctrico.

Componentes del sistema eléctrico de un automóvil

El sistema eléctrico de un automóvil está compuesto por cinco elementos:

  • Los periféricos de entrada son los botones que el conductor del vehículo puede manejar, como por ejemplo, todos los botones e interruptores que se encuentran en el salpicadero, los pedales, los mangos para cambiar la posición de los asientos y los elevalunas eléctricos. Por lo general, es muy sencillo acceder a los distintos botones así como sustituirlos. No obstante, una buena limpieza suele bastar para que un botón defectuoso vuelva a funcionar.
  • El sistema de transmisión de señales es el cableado de un vehículo. En cada automóvil se encuentra instalado un árbol de cables principales desde el cual salen diversos cables secundarios. La alta complejidad del sistema eléctrico actual de los automóviles hace necesario un cableado igual de complejo que en muchos modelos de coches ha resultado ser muy propenso a sufrir averías. Para comprobar si hay fallos en el sistema de transmisión de señales se necesita hoy en día un dispositivo de lectura.
  • Los sensores de un automóvil son los periféricos de entrada que pueden funcionar sin que el conductor los active, como por ejemplo, los sensores ABS, la sonda lambda, diversos sensores de velocidad, el indicador de combustible, el sensor de temperatura, sensores de luz y muchos más. Sensores defectuosos pueden llevar a situaciones peligrosas durante la conducción. Por tanto, se deben controlar siguiendo estrictamente el plan de inspecciones y reemplazarlos si es necesario. La cantidad de sensores en un automóvil crece constantemente. Desde hace unos años, por ejemplo, es obligatorio para automóviles nuevos llevar sensores para medir la presión de los neumáticos. Estos sensores se encuentran situados en las llantas y han de reequiparse cuando se cambian los neumáticos.
  • El sistema eléctrico del automóvil se controla hoy en día de forma centralizada a partir uno o varios aparatos de mando. Especialmente la gestión del motor se controla constantemente a través de una unidad de control centralizada. Esto es necesario para garantizar un uso eficiente del combustible así como para evitar daños en el catalizador, La unidad de control recibe las señales que emiten los sensores y transmiten los valores calculados y ajustados al sistema de encendido y al sistema de inyección. El sistema de encendido está compuesto por bujías de encendido e incandescencia (dependiendo si se trata de un motor de gasolina o de diésel), los cables de encendido y el transformador de tensión de encendido. El generador eléctrico produce la electricidad para todo el sistema eléctrico del automóvil que, a su vez, es impulsado por el motor y almacena la energía en la batería del vehículo.
  • Los dispositivos de emisión del sistema eléctrico de un automóvil son principalmente las luces dentro y fuera del vehículo, por ejemplo, las luces delanteras formadas por el faro principal con las luces de carretera y cruce, los intermitentes, los faros antiniebla delanteros, la luz de curva y los faros de luz diurna. En la parte trasera se encuentran las luces de freno, las luces traseras, los faros antiniebla traseros así como las luces intermitentes. También las conexiones para unas luces de balizas para el remolque forman parte del sistema eléctrico del automóvil. En el interior del vehículo los dispositivos de salida están formados por las diversas luces e indicadores digitales que se encuentran en el salpicadero así como por la iluminación del habitáculo.

Averías típicas en el sistema eléctrico del automóvil

Pantallas dañadas, una pésima marcha del motor, los motores de elevación no funcionan – los síntomas que indican un fallo en el sistema eléctrico pueden ser de lo más variopinto. Un diagnóstico exacto solamente se consigue con una dispositivo de medición de errores. El sistema eléctrico completo del automóvil está compuesto por piezas muy delicadas que están sometidas a un desgaste propio más o menos intenso. Sensores expuestos o bajo una gran presión térmica como los sensores ABS, los cuentarrevoluciones o las sondas lambda siempre se han de reemplazar según el plan de mantenimiento. Por lo contrario, gracias al empleo de luces LED especialmente duraderas es prácticamente innecesario sustituir la iluminación de señales tales como las luces del salpicadero o las luces de freno. Por lo tanto, si se tiene un automóvil antiguo con luces de freno de filamento se recomienda cambiarlos lo antes posible por luces LED. Además, la corrosión también puede ser la causante de fallos en el sistema eléctrico. Cables dañados y la transición del cable al enchufe son puntos débiles en los cuales se puede acumular humedad y, en consecuencia, corrosión. El paso de electricidad por dichos cables aumenta la corrosión. La formación de óxido se hace notar mediante un aumento de la resistencia en el cable, lo que es registrado por el dispositivo de control del motor. En tal caso se emite un código de error que indica exactamente dónde se encuentra el fallo. ExpertoAutorecambios ofrece una gran selección de piezas eléctricas generales y para vehículos específicos con los que se pueden arreglar posibles daños así como aumentar claramente el confort y seguridad en torno al sistema eléctrico.

Bestseller: Éxitos de venta de la categoría