BMW M1 y Renault Alpine – Coches históricos por excelencia

BMW M1 y Renault Alpine - Coches históricos por excelencia

Son leyendas, leyendas con una historia tragicómica. Leyendas que son como el vino, que ya era buenas cuando se fabricaron y que han mejorado con el paso del tiempo hasta convertirse en auténticos coches históricos. Estamos hablando del BMW M1 y del Renault Alpine. Aspecto, rendimiento de motor, color o equipamiento, el carisma especial de estos modelos está hoy más presente que nunca, lo también se suele reflejar en su precio.

BMW M1: El héroe de la juventud

bmw m1 deportivoPara las generaciones más mayoress es un auténtico ídolo de la propia juventud. Los amigos del deporte de carreras lo consideran el coche que más espíritu de bólido ha llevado a la carretera. No obstante, toda la grandeza del M1 se manifiesta realmente en que tras casi 40 años todavía no hay sucesor. A ser sincero, seguramente ya no habrá muchos bólidos de este tipo para las carreteras fuera de los circuitos de carrera. Y esto a pesar de que la versión de carretera del M1 se tratara inicialmente de forma más bien descuidada.

BMW pretendía con el BMW M1 hacerle la competencia al Porsche Carrera RS , Ferrari 365 GTB4 y demás leyendas en el llamado Grupo 4 de los circuitos de carreras y meterles miedo con un motor de Formula 1 integrado. Simultáneamente se debía desarrollar una versión de carretera del BMW M1. BMW no escatimó en esfuerzos y estableció cooperaciones inteligentes. Así se colaboró con Lamborghini en el desarrollo del chasis y de los bajos así como en el montaje y la fabricación, mientras que el talentoso diseñador Giorgetto Giugiaro (Italdesign) creó la forma del vehículo.

bmw m1 versión de carreteraEl plan estaba listo, el equipo más que preparado e impaciente por empezar y las ambiciones eran inmensas. No obstante, los sueños a veces se esfuman como el viento. Al menos en parte. En 1976 BMW dio marcha atrás y se alejo de sus planes, sin duda ambiciosos, puesto que era imposible construir el motor de Formula 1 ideado tanto por motivos de tiempo como financieros. En vez de ello recibió el M1 un motor en línea de seis cilindros con 277 CV en la parte trasera que fue diseñado como motor deportivo por gran genio de los motores Paul Rosche. Al mismo tiempo se instaló una carrocería de plástico nueva, una distancia entre ejes más corta así como dimensiones exteriores menores y se redujo el equipamiento.
Discos de Freno originales para BMW

La versión de carretera del M1 no ha perdido su fascinación en todos estos años

bmw m1 liminadoEn 1977 inició BMW el impulso final en cuando al desarrollo. El chasis, la transmisión y la dirección se probaron exhaustivamente, los motores en línea de seis cilindros estaban casi todo el tiempo en la instalación de pruebas, la ergonomía recibió su pulido final, en las cámaras climáticas se probaba fuertemente y en Nardò se realizaron continuamente las pruebas de alta velocidad. Y efectivamente – el BMW 1 se acabó a tiempo para ser presentado en todo su esplendor y con plena potencia de motor en el Salón del Automóvil de París. Ya en su presentación sentó la versión de carretera del M1 con 277 CV las bases para una fascinación que continua hasta el día de hoy. Su limitada edición de tan solo 460 ejemplares también contribuyó a forjar la leyenda.

¿Y hoy? En la segunda mitad del siglo XXI se ha convertido el BMW 1 en uno de los coche históricos más deseados en todo el mundo. Los precios no superan en vano los 500.000 euros. No cabe duda que hipnotiza enseguida a cualquier espectador gracias a su silueta tan plana y deportiva. Pero cuando haya arrancado una vez el motor, el potente sonido silencia todos los demás ruidos, los faros abatibles se abran y cada poro del coche emita esa sensación de velocidad, sentirá realmente la fascinación que genera el BMW 1.

Un francés sigue las huellas de Porsche

Renault Alpine A310Si bien la fascinación que genera el BMW M1 apenas se puede superar, un francés logró causar mucho furor en los años 1970 y 1980. El Renault Alpine A310 robó a partir de 1973 todos los corazones. Esto se debía sobre todo a la nueva intención de titular de la empresa Alpin, Jean Rédélé, de no optar solamente por la pura deportividad sino de ofrecer también un confort innovador. El objetivo de la competencia francesa de Porsche fue generar nuevas participaciones de mercado. Al igual que en Porsche, se optó para el A310 por un motor en V de seis cilindro y por un concepto biplaza con dos asientos adicionales. Una pequeña anécdota: El cómodo y deportivo Renault Alpine A310 se desarrolló casi por completo en la vivienda privada de Rédélé. Según testigos presenciales, se desarrollaron los primeros planos, dibujos y modelos en la cocina, mientras que el motor de cuatro cilindro se concibió en la sala de estar. En 1971 en Ginebra se presentó el prototipo del Renault Alpine A310 finalmente al público.

Renault Alpine deportivoNo obstante, la tecnología del deportivo no era revolucionaría. En vez de ello, confío Rédélé y su equipo en el bastidor de una sola columna con eje central (A110), la batalla del A110 GT4 así como en la tecnología de tracción trasera del Renault 8 y 10. Además, todas las ruedas disponen de suspensión individual con brazos transversales, muelles helicoidales y estabilizadores. Pero lo más importante de este modelo es siempre la sintonización final del chasis. Cuando este está bien, el A310 se mantiene incluso a altas velocidades estable. Un atractivo especial es sin duda la carrocería ligera, obra del diseñador británico Trevor Fiore, de plástico reforzado con fibra de vidrio.
Las bujías de Bosch

El Renault Alpine está muy arriba en la lista de coches históricos

Renault Alpine A310 coche históricoMientras el primer modelo se basaba todavía en un motor de cuatro cilindros, se implementaron a principios de 1975 también variantes de un motor V6 PRV y prototipos de V6. Sobre todo estos modelos son aún hoy en día sinónimo de una deportividad eminente, que combina la sensación de un coche de carreras con confort deportivo. Prácticamente ningún otro modelo de Renault es tan popular como coche histórico como el Renault Alpine, gracias su excelente combinación de deportividad y confort. En función del año de construcción y del estado del vehículo, tendrá que pagar en algunos casos cerca de 100.000 euros para modelos correspondientes. Al fin y al cabo los automóviles son a menudo leyendas y, al igual que el BMW M1, objetos de culto.

Foto: Auto Clasico, Jan Barnier, Anthony Seed, Dennis van der Meijs/ flickr.com

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (34 Opiniones, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…