Cómo evitar daños en los neumáticos con el almacenamiento correcto

Cómo evitar daños en los neumáticos con el almacenamiento correcto

El verano se acerca a pasos agigantados y con él el momento de cambiar los neumáticos. Aunque legalmente está permitido conducir con neumáticos de invierno en verano, no es recomendable. El desgaste, la manera de conducir y el consumo suelen mejorar con unos neumáticos que se ajustan a la temporada en cuestión. La pregunta es entonces: ¿Cómo almacenar los neumáticos de invierno para que se puedan seguir usando la próxima temporada?

Consecuencias de un almacenamiento incorrecto

almacenamiento neumáticos incorrectoLos neumáticos son materiales compuestos moldeados. Consisten en una malla de acero que se denomina carcasa que está cubierta de una mezcla de caucho. El proceso de recubrimiento se denomina «vulcanización«.

El caucho se calienta fuertemente mediante calor hasta ser lo suficientemente líquido como para cubrir la carcasa herméticamente. Esto es muy importante. La carcasa solo se mantiene firme y estable mientras no comience a oxidarse. Si el aire y la humedad penetran en los alambres de acero, el neumático se rompe rápidamente.
Carga de puntos neumáticosEste es el problema con el almacenamiento incorrecto. Deben ser almacenados de forma que no sufran cargas puntuales. Estando de pie en el mismo lugar durante meses, la carcasa se dobla constantemente en un punto determinado lo que puede causar daños.

Las microfisuras también pueden producirse en el punto de mayor tensión. Entonces las microfisuras pueden ensancharse en viajes posteriores hasta que pueda llegar aire a la carcasa. Esto es particularmente fatal para los neumáticos de invierno: la sal y la nieve potencian la corrosión de la carcasa.

Los siguientes errores son típicos cuando se almacenan:
Almacenamiento de neumáticos errores

– Almacenar de pie
– Lugar de almacenamiento demasiado luminoso
– Lugar de almacenamiento demasiado húmedo
– Cerca de sustancias químicas

Cómo almacenar de forma correcta y sencilla

Un neumático se debería guardar
– tumbado o colgando
– en un lugar oscuro
– seco
– bien ventilado
el soporte para neumáticosEn principio es posible almacenar colocándolos uno sobre otro. Sin embargo, no se deben apilar más de cuatro neumáticos. La presión está bien distribuida por toda la superficie lateral en el almacenamiento horizontal. No obstante, es el punto más débil. Por lo tanto, una torre de neumáticos demasiado alta causaría daños duraderos a los más bajos.

Por lo tanto, el soporte para neumáticos o un gancho de pared adecuado es ideal. Con estas soluciones el neumático se almacena colgando con lo que está completamente libre de cargas y no sufre daños.
Evitar la luz UV por los neumáticosLa oscuridad es muy importante. La dura luz ultravioleta del sol hace que el caucho envejezca rápidamente y se vuelva quebradizo. Sobre todo si siempre se ilumina el mismo punto, es casi imposible evitar daños prolongados.
Las paletas para apilar ruedasHumedad estancada también es peligroso. El agua puede penetrar en la pared y estancarse allí. Además de disolver el caucho, el agua también es perjudicial para la carcasa vulcanizada. Las paletas, por ejemplo, son ideales para apilar ruedas. Mantienen la distancia suficiente al suelo para proteger la rueda de la humedad incluso si penetra agua.
Disolventes de neumáticosLos productos químicos que contienen disolventes son particularmente dañinos. Entre ellos se incluyen sobre todo los combustibles convencionales como la gasolina o el gasóleo. Sin embargo, el aceite de motor, el limpiador de frenos, el WD-40 e incluso el jabón y el limpiador de cristales también pueden dañar el revestimiento de goma de un neumático. Es importante proteger las ruedas de estas sustancias. Una buena ventilación de la sala también garantiza que los vapores de disolvente no se depositen.Pedir piezas de repuesto en línea

Almacenar los neumáticos paso a paso

Los neumáticos se almacenan en seis pasos:
Almacenar los neumáticos paso a paso

1. Examinar
2. Limpiar
3. Marcar
4. Elegir el lugar de almacenamiento
5. Prepara el lugar de almacenamiento
6. Almacenar

No tiene sentido almacenar neumáticos que no se pueden utilizar en la nueva temporada. Por lo tanto, antes de almacenar los neumáticos usados, conviene inspeccionarlos minuciosamente.
El medidor de profundidad de la banda de rodadura de los neumáticosEn primer lugar, la profundidad de la banda de rodadura debe ser suficiente. Un medidor de profundidad puede ser útil. Para los neumáticos de verano basta un perfil de 1,6 milímetros. Sin embargo, los neumáticos de invierno necesitan una profundidad de banda de rodadura de 4 milímetros para proporcionar suficiente seguridad.

Sin embargo, esto no significa que deban almacenarse neumáticos de invierno que tengan el perfil mínimo. Después de todo, esta profundidad es el valor con el que los neumáticos se volverán a montar y usar durante el próximo invierno. Por tanto, los neumáticos de invierno con un perfil de 6 milímetros ya no deberían usarse sino cambiarse.

Al inspeccionar la profundidad de la banda de rodadura, también se revisa el estado general del neumático. Los puntos de abrasión, los puntos lisos, las grietas y las abolladuras son criterios que descartan un uso posterior. En tal caso se debe cambiar.Pide discos de freno ATE en la tienda online ahora mismo Después de todo, la vida útil también es limitada. Para los neumáticos de coche se aplica una edad máxima de 10 años. Pasado este tiempo ya no son seguros. La edad de un neumático se puede determinar mediante el número DOT. Se trata de una combinación de números de cuatro dígitos que se encuentra en un campo ovalado en el flanco de la rueda. Los cuatro dígitos indican la semana y el año de producción. «3214» significa «semana natural 32 del año 2014».

Sin embargo, después de seis años, el neumático debe inspeccionarse a fondo antes de guardarlo. Un experto en la materia puede ser de ayuda.

Solo un neumático limpio es un neumático seguro. Antes de almacenarlo, lo mejor es enjuagarlo con un limpiador de alta presión. Así se puede sacar la suciedad del perfil. Esto es especialmente importante para los neumáticos de invierno, ya que la suciedad también contiene grandes cantidades de sal. Todos estos residuos debe eliminarse antes de guardar para que no se dañen.
marcar los neumáticosConviene marcar los neumáticos con abreviaturas, por ejemplo:

FI = frente izquierda
FD = frente derecha
DI = detrás izquierda
DD = detrás derecha
Montaje de los neumáticos eje por ejeAunque no se necesario montarlos por eje en este orden, sí facilita la identificación. De hecho, lo más sensato es cambiar los neumáticos cada año por eje. Así se distribuye el desgaste uniformemente.
Los neumáticos en el eje delanteroNormalmente se desgastan los neumáticos delanteros antes que los traseros. Allí el coche sufre una carga mayor por el motor. La dirección también ayuda a que los neumáticos giren más rápido. Para evitar tener que comprar siempre neumáticos nuevos por pares, los neumáticos delanteros y traseros se cambian anualmente.

Lo que no se debe cambiar, sin embargo, es el orden lateral. Una rueda debe montarse siempre en el sentido de marcha. Si se cambian la derecha y la izquierda, las ruedas se desplazan hacia atrás de forma casi permanente. Esto empeora las características de conducción y aumenta el desgaste. Si se detecta durante un control, es posible que se reciba una multa.

Finalmente, se elige un lugar de almacenamiento limpio, oscuro, seco y bien ventilado. La europaleta es la protección mínima contra la humedad estancada. No obstante, lo ideal es un soporte para neumáticos y llantas. Un montaje en la pared es especialmente bueno para ahorrar espacio, aunque para ello se tenga que perforar la pared del garaje. Por tanto, consulte antes a su casero.

Foto: Standret, SantiPhotoSS, Lucky Business, AllaBond, Collin Quinn Lomax, Phonix_a Pk.sarote, Creativa Images, Syda Productions, Bhakpong, Dmitry Kalinovsky, Nor Gal / shutterstock.com

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (15 Opiniones, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…