Cuando el coche serpentea – ¡Así se cambian los amortiguadores y muelles!

Cuando el coche serpentea ¡Así se cambian los amortiguadores y muelles!

Los amortiguadores se desgastan lentamente. Durante mucho tiempo ni se percibe que la conducción está empeorando. Pero llega un momento en el que ya no se puede ignorar esa sensación pastosa y esponjosa al conducir. La causa suelen ser unos amortiguadores desgastados. Esto no solo es desagradable sino también peligroso. En este artículo le explicaremos todo lo que debe saber sobre cómo cambiar los amortiguadores.

Construcción y función de un amortiguador

Construcción y función de un amortiguadorUn amortiguador absorbe los movimientos de las ruedas al pasar por superficies irregulares y solo las transmite a la carrocería de forma amortiguada y retardada. Esto hace que la conducción no solo sea más agradable, sino también más segura. El coche mantiene mejor la dirección y no se desvía tan fácilmente al conducir.

Hoy en día, nos resulta muy difícil imaginar lo desagradable que debe haber sido conducir en la época de los carruajes. Las calles no solo eran todo menos planas y lisas, como estamos acostumbrados hoy, los vehículos mismos únicamente disponían de una suspensión rudimentaria. Por lo general, las construcciones arriesgadas de correas de cuero y ballestas causaban más bien mareos en vez proporcionar un viaje agradable. De todas formas estas soluciones tradicionales para mejorar el confort eran demasiado extensas para los coches. Por tanto, se necesitaban soluciones nuevas. Debían ser más pequeñas y compactas y, sobre todo, debían adaptarse a la creciente velocidad de los vehículos.
las ballestas amortiguadoresEn un principio se seguían usando las ballestas. Son baratas de fabricar y muy fiables. Por este motivo, se encuentran todavía hoy en día menudo en el eje trasero de las furgonetas. Pronto se complementaron con amortiguadores de aceite que permitían suavizar irregularidades más pequeñas.
los muelles helicoidales amortiguadoresCon la llegada de los muelles helicoidales, los amortiguadores se hicieron tan compactos como requerían los coches modernos. En la actualidad, los amortiguadores de aceite ya solo se utilizan ocasionalmente. Especialmente las horquillas delanteras de las motocicletas están equipadas con este tipo de amortiguadores.
de amortiguadores de gasLos coches disponen hoy en día principalmente de amortiguadores de gas, cuya ventaja es un rendimiento excelente. No obstante, su gran inconveniente es que son una pieza de desgaste pura que se debe cambiar regularmente y no se pueden reparar.

Cómo detectar un amortiguador defectuoso

Un amortiguador defectuoso ha perdido su efecto amortiguador. Entonces el coche ya solo descansa sobre muelles en espiral. Si el coche al frenarasienta” fuertemente en la parte delantera y luego rebota notablemente, el efecto amortiguador es prácticamente inexistente. Esto también se puede comprobar con el coche parado. Simplemente se empuja el vehículo con fuerza hacia abajo en cada guardabarros y se observa lo que sucede. Si el coche rebota fuertemente, el amortiguador está roto.

El descuento del amortiguador

El descuento del amortiguador

el precio de 14,08 €

Compre ahora

Otro indicio es un ruido gorgoteante y pérdidas de aceite en el amortiguador. Si durante el trayecto y sobre todo en las curvas se oyen chasquidos, entonces las copelas de amortiguador estás defectuosas. Dado que para cambiarlas también se han de desmontar los amortiguadores, se puede aprovechar la ocasión.

Atención al amortiguador¡Atención, peligro de muerte!

En las riostras telescópicas del eje delantero el amortiguador pasa por el muelle helicoidal formando una unidad. Para desmontarlo, se debe presionar el muelle en espiral. En este proceso se genera mucha tensión. Si el muelle se destensa de forma incontrolada, puede causar lesiones graves.

¡NO cambien JAMÁS un amortiguador sin las herramientas adecuadas! Un compresor de muelles se puede adquirir en el comercio especializado por un precio razonable. Garantiza un manejo cómodo y seguro. ¡Cualquier intento, por ejemplo con alambres o correas, es un enorme riesgo para la seguridad!

Exención de responsabilidad

¡Esto solo es un descripción general de cómo cambiar el amortiguador de un coche! No se trata de un manual de instrucciones. Señalamos expresamente que las reparaciones de este tipo son responsabilidad de un especialista. No nos hacemos responsables de cualquier daño resultante de la imitación de los pasos y acciones aquí descritos.

Cómo cambiar los amortiguadores del eje trasero

Cómo cambiar los amortiguadores del eje traseroLos amortiguadores del eje trasero suelen ser fáciles de cambiar. Aquí el muelle y la unidad amortiguadora se instalan normalmente por separado. Tan solo de ha de elevar el vehículo hasta poder destensar el eje delantero al máximo, es decir, hasta que las ruedas queden colgando. A continuación, se desmontan las ruedas y se retiran los amortiguadores soltando los dos tornillos de sujeción. No obstante, esto solo es aplicable en aquellos casos en los que no se haya montado una riostra telescópica completa en el eje trasero.

Cómo cambiar los amortiguadores del eje delantero

Cómo cambiar los amortiguadores del eje delanteroLas riostras telescópicas del eje delantero están formados principalmente por un amortiguador que pasa por el muelle helicoidal. Por tanto, son algo más difíciles de desmontar.

1. Elevar coche

soltar las tuercas de ruedaAntes de elevar el coche es necesario soltar las tuercas de rueda.

Para poder trabajar con seguridad en un coche, debe estar sobre una superficie sólida. Para ello lo ideal son soportes diseñados especialmente para tal fin. Madera escuadrada, piedras o incluso solo un gato elevador suponen un gran riesgo de accidente. Use siempre las herramientas adecuadas.

El coche siempre se debe levantar en los puntos designados. Un gato elevador mal posicionado puede causar graves daños en la carrocería del vehículo.

2. Desmontar ruedas

Desmontar ruedasComo las tuercas se han soltado antes de elevar el coche, ahora se pueden sacar fácilmente.

3. Soltar el amortiguador en la rueda

Soltar el amortiguador en la ruedaEl amortiguador se fija a la suspensión con dos tornillos. Si estos son difíciles de quitar, se puede aplicar un poco de aceite penetrante (i.e. WD-40).

4. Soltar componentes anexos

Soltar componentes anexosLa manguera de freno, los cables del indicador de desgaste y del sensor ABS se sueltan y se ponen a un lado con bridas. Para no interrumpir el circuito de freno, también se puede aflojar la pinza de freno y ponerla a un lado. Esto hace que sea mucho más fácil retirar el amortiguador. La barra de acoplamiento también se suelta de su anclaje superior, al igual que el palier. Luego se puede abatir el disco de freno y el amortiguador queda libre.

5. Soltar la copela de amortiguador

Soltar la copela de amortiguadorAhora el amortiguador todavía está unido a la carrocería mediante la copela. Con el capó abierto se pueden retirar las tapas protectoras. Entonces se pueden soltar los tornillos que se encuentran debajo.

6. Renovar el chasis

Renovar el chasisSi no hay ninguna herramienta a mano para comprimir la riostra telescópica, se debería reemplazar la pieza completa, en su caso. Los muelles también se desgastan. Una riostra telescópica preensamblada formada por un muelle helicoidal y un amortiguador es bastante más fácil de cambiar. Además, de este modo se consigue un coche en buen estado.Los muelles de alta calidad a precios superiores No obstante, si se quiere mantener el muelle y cambiar solamente el amortiguador, hay que desmontar la riostra telescópica.

Para acceder al amortiguador se debe destensar el muelle. Se sueltan las cajas de muelle y se retira la unidad amortiguadora. La dirección de montaje correcta está marcada con una flecha.

IMPORTANTE: ¡No usar atornilladoras de impacto para montar un amortiguador nuevo! Podría volver a sacar el tornillo opuesto. Si esto pasa desapercibido, el amortiguador podría desarmarse durante la conducción y causar una situación de peligro.

El cambio de un amortiguador conlleva siempre el reemplazo de las copelas.

7. Demás tareas

Todo se vuelve a ensamblar en orden inverso.

A continuación, se sustituye también el amortiguador del lado opuesto. En principio se cambian todos los componente del eje delantero a pares, es decir, en ambos lados. Esto se aplica tanto a los frenos como a los palieres, las articulaciones esféricas o las barras de dirección. Dado que estos componentes se retiran o suelta de todos modos al cambiar los amortiguadores, conviene inspeccionarlos minuciosamente antes del montaje. Si los componentes se acercan al límite de desgaste, es la oportunidad perfecta para sustituirlos como medida de prevención.

También es un buen momento para echar un vistazo a las juntas homocinéticas internas y externas. Si están agrietadas o porosas, también se deberían cambiar, sobre todo si pierden grasa. Aunque esto suponga más trabajo, se debería tener en cuenta que por un pequeño sobreprecio se consigue un eje delantero en perfecto estado.Fuelle Homocinetica de diferentes fabricantes - Ordene ahora Como el cambio del amortiguador supone una intervención en la geometría del eje de dirección, se debe llevar el coche al taller tras el montaje para volver a alinear las ruedas. De lo contrario es posible que los neumáticos delanteros se desgasten irregular y fuertemente por una estabilidad direccional deficiente.

Unos amortiguadores nuevos proporcionan comodidad y seguridadUnos amortiguadores nuevos proporcionan comodidad y seguridad

Unos amortiguadores recién cambiados restablecen la seguridad total del vehículo. El coche será mucho más fácil de controlar y más agradable de conducir. Mantendrá la dirección y no se desviará. En cuanto se hayan montado los amortiguadores nuevos, como muy tarde, se notará la diferencia enseguida. Por lo tanto, siempre vale la pena vigilar los amortiguadores de su coche. Un control cada 30.000 – 50.000 kilómetros puede prevenir sorpresas desagradables.

Foto: wavebreakmedia, Babich Alexander, Viktor Chursin, mhlam, (Rvector), BACHTUB DMITRII, AppleDK, Timofeev Vladimir, Etaphop photo, Roman Samborskyi, chanonnat srisura, Jimmy Yan, Vereshchagin Dmitry / shutterstock.com

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (25 Opiniones, promedio: 5.00 de 5)
Loading...