¿Vinilar o barnizar? Pintura fresca – coche fresco: todo sobre la pintura y los vinilos adhesivos

¿Vinilar o barnizar? Pintura fresca - coche fresco: todo sobre la pintura y los vinilos adhesivos

Nada realza más un coche que una atractiva combinación de colores. Un coche con barnizado fresco y brillante deja una impresión mucho mejor que una vehículo opaco, rayado, abollado y oxidado. Sin embargo, el oficio tradicional de pintar coches se enfrenta a una fuerte competencia, la del vinilo adhesivo para coches. En este artículo le explicaremos todo lo que debería saber sobre el vinilado y el barnizado de coches.

Barniz nuevo para coches viejos, el camino tradicional

Volver a pintar un coche sigue siendo la forma habitual de restaurar un recubrimiento insalvable.

Barniz nuevo para coches viejosEsto es necesario, como muy tarde, cuando ya no se logre nada limpiando y puliendo. Agujeros de óxido cubiertos con masilla o abolladuras, barniz blanqueado o desgastado o los arañazos que se extienden hasta la chapa metálica ya no pueden repararse con medidas cosméticas. En tal caso la única solución es un barnizado parcial o completo.

El barnizado parcial del coche

  • El barnizado parcial de los pasos de rueda amasillados o de otras pequeñas piezas de la carrocería suele ser bastante sencillo. Con un repaso concienzudo y algo de práctica, incluso un lego puede lograr resultados aceptables. No obstante, se debe tener muy claro que con un trabajo casero nunca se conseguirá más que una reparación que se ajusta al valor actual del coche.

un barnizado completo del coche

  • La cosa cambia con un barnizado completo. Para conseguir un resultado impecable no solo se necesita un equipamiento costoso como una nave de pintura con quemadores, sino también un barnizador profesional. Por esta razón el barnizado completo es bastante caro. Hoy en día hay que contar con al menos 3 000 euros para un barnizado profesional.

Piezas de repuesto al mejor precio

Car wrapping o vinilado, la alternativa al barnizado

Car wrapping o vinilado, la alternativa al barnizado

El término profesional para referirse al vinilado de un coche es «car wrapping«. Se trata de una técnica en la cual se cubre el coche con láminas especiales que se vuelven elásticas con la ayuda de un secador de aire caliente para que se adhieran fiablemente a cada esquina incluso si las piezas tiene una geometría desfavorable. Aunque el car wrapping suene a priori bastante sencillo, se trata de un oficio que se debe aprender al igual que el barnizado.

Aun así ofrece muchas ventajas:

– Selección ilimitada de colores y diseños
– Muy buena protección de la pintura
– Mucho más rápido y barato que barnizar
– Posibilidad de diseños individuales
– Se pueden lograr efectos de color que son imposibles con el barniz

El car wrapping oscila aproximadamente entre el 30 y el 50 % de los gastos que supone un barnizado profesional. El resultado es generalmente sorprendente: donde antes aún se encontraba un coche usado deplorable, puede estar después del vinilado un vehículo impresionante con efectos espectaculares.

Hoy en día también está disponible un diseño de camaleón en forma de lámina, que casi no tiene precio cuando se trata de barniz. Incluso es posible conseguir un diseño especial con el vinilo. El patrón se imprime directamente en el rollo por tan solo una fracción del precio de un barnizador profesional.

¿Vinilar en casa?

Muchas guías recomiendan consultar a un especialista para vinilar el coche. Nosotros decimos, ensayando y estudiando se logran desarrollos. La ventaja del vinilado es que no se pueden cometer muchos errores. Siempre se puede acudir a un especialista, si algo sale mal.

barnizado de reparación

Esto no es tan fácil de hacer cuando se barniza. Si hay churretes, el barnizado de reparación sale aún más caro.

Sin embargo, antes de vinilar en casa, conviene informarse y detenidamente y ver todo los tutoriales que se puedan encontrar. También se necesitarán algunas herramientas, pero estas no son demasiado costosas.

Además, el vinilo para el coche es bastante económico, un rollo de lámina de marca de alta calidad tan solo cuesta unos 20 euros. Así también lo puede intentar unos mismo. Lo más importante para vinilar coches es, sobre todo, paciencia, una mano firme, tranquilidad y ganas de conseguir un buen resultado.

¿Cuándo vinilar?

En principio siempre es bueno cubrir el coche completamente con una funda de protección. Así se protege el barniz que se encuentra debajo.

  • El vinilado de coches arrendados se convierte en un auténtico factor de ahorro. Cuando se devuelva, simplemente se retirar la capa protectora y se entrega al concesionario con lo que se recupera enseguida el triple del precio del vinilado.

El vinilado de furgonetas

  • Este paso se recomienda especialmente para furgonetas. El barnizado de las furgonetas Ducato, Sprinter y demás es tan negligente que podría ser ilegal. En consecuencia, estos coches tan usado tienden a oxidarse enseguida. Cubiertos con una capa protectora, se puede estar más tranquilo el día de la devolución. Donde otras furgonetas de reparto ya están de camino a África, una con vinilado de aluminio puede permanecer en servicio durante muchos años.

coloración particularmente extravagante en el coche

Por lo demás, el vinilado es una forma rápida de conseguir una coloración particularmente extravagante en el coche. Los amantes apasionados de los coches tienen una forma económica de sacar lo mejor de su vehículo.

  • No obstante, el vinilado tiene dos desventajas. El vinilo es muy delicado a la hora de la limpieza. Llevar el coche al túnel de lavado por las buenas puede destrozar todo el trabajo puesto que los arañazos no se pueden eliminar.
  • Un punto a favor para el barniz. Por tanto, los coches vinilados se deberían lavar siempre a mano. Es muy importante secar el coche inmediatamente después de lavarlo con un paño de microfibra. A pleno sol, las gotas de agua actúan como espejos ustorios, que dañan el vinilo y el pegamento subyacente. La segunda desventaja del vinilo para coches es su limitada durabilidad. Después de siete años como máximo, el adhesivo se debilita y el recubrimiento comienza a despegarse. Entonces hay que vinilar el coche de nuevo.

Complemento, pero ningún reemplazo

El car wrapping es un complemento interesante para el barniz. Pero no es un reemplazo completo. Aunque un vinilado pueda mantener el valor de un coche nuevo. No puede aumentar el de un automóvil usado en la misma medida que un barnizado nuevo y profesional.

Bastante bien los coches usados profesionalmente

Por lo tanto, la recomendación se encuentra, como ocurre a menudo, en algún punto intermedio: el barniz y el vinilo pueden complementarse idealmente en coches usados más antiguos. Un acabado de pintura profesional hace que la chapa metálica vuelva a ser hermosa y valiosa. Las piezas de plástico sometidas a grandes esfuerzos, como los espejos exteriores o los parachoques, se protegen de forma rápida y económica con un recubrimiento de vinilo.

Un vinilo especial contra el impacto de piedras en la parte delantera del vehículo también puede ayudar a preservar la valiosa pintura. Como siempre todo depende de lo que quiera conseguir. El vinilado y el barnizado son dos formas de realzar el color de un coche que más que competir se complementan.

Foto: Faruk Akcay, loraks, Pretty Vectors, Africa Studio, zoulgraphic, hedgehog94, kevin leah / shutterstock.com

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (25 Opiniones, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…