Cambiar el guardabarros con paciencia y sentido común

Cambiar el guardabarros con paciencia y sentido común

El guardabarros es parte de la carrocería delantera. Cubre los pasos de rueda del eje de dirección y se funde suavemente con el capó y la parte delantera del vehículo. Lo bueno del guardabarros es que se puede cambiar fácilmente. En el caso de óxido, abolladuras o arañazos profundos, cambiar los guardabarros suele ser la vía más rápida para arreglarlos comparado con eliminación de abolladuras, el relleno o la soldadura. En este artículo podrá leer todo lo que debería saber sobre el recambio de los guardabarros.

Cosas que deterioran el guardabarros

Cosas que deterioran el guardabarrosComo parte de la piel exterior del un coche, el guardabarros está constantemente expuesto a las condiciones climáticas. Además, este componente se encuentra cerca de las ruedas. Los chorros de agua y la gravilla impactan constantemente en los bordes inferiores de esta pieza de chapa.

Por este motivo, empiezan a oxidarse a menudo por allí. Además, los guardabarros delanteros se dañan frecuentemente al maniobrar en aparcamientos estrechos. Los parkings viejos ya no ofrecen suficiente espacio para el creciente tamaño de los coches actuales. Las sedanes anchos, los 4×4 o los todoterrenos a menudo acaban rozando un pilar.

Los puntos débiles del guardabarrosUn guardabarros abollado, oxidado o rayado en sí no es algo malo.
Pero reduce considerablemente el valor óptico de un coche. A diferencia de las partes laterales firmemente soldadas de la carrocería trasera, los guardabarros no cumplen ninguna función en la estática del coche. Solo se atornillan al bastidor y se pueden cambiar fácilmente.

¡Ojo con el color!

Selecciona el color del guardabarros correctamenteAunque cambiar un guardabarros sea bastante sencillo, hay un problema: el color. Un guardabarros de otro color llama inmediatamente la atención en un coche monocromo y reduce su valor. Por lo tanto, vale la pena tomarse su tiempo para buscar la pieza de repuesto adecuada.

Buscando un poco es posible encontrar el guardabarros en el color adecuado. A la hora de buscar el guardabarros, hay que ser muy meticuloso para no confundirse con las tonalidades. Detrás de cada color básico hay cientos de miles de variaciones. Si la pieza de chapa no está pintada exactamente con el mismo código de color, se notará la diferencia en cuanto esté montada.

El código de color de un automóvil se encuentra en el documento de matriculación o en un lugar destacado del vehículo. No obstante, su posición varía enormemente en función del modelo. Para saber dónde está el código de color del vehículo, vale la pena llamar al concesionario de coches de segunda mano más cercano o al concesionario de la marca en cuestión.

Gracias a Internet, también se tiene la posibilidad de encontrar la pieza adecuada en el extranjero. Tampoco es una buena idea comprar una pieza de repuesto nueva y pintarla posteriormente.

Guardabarros delanteros y traseros al mejor precio

Guardabarros delantero y trasero ⇒ Mejor precio

ahora desde 11,94 €

a la tienda

¿Nuevo o usado?

Con un vehículo más antiguo, la instalación de un guardabarros impecable y del mismo color es mucho más sensato que usar una pieza nueva. Los guardabarros nuevos tienen una serie de desventajas:

– Ajuste
– Barnizado
– Calidad del material

Guardabarros nuevos o usadosEspecialmente entre los fabricantes de piezas de chapa se encuentran muchas ovejas negras. El comprador se alegra en primer lugar de una pieza de repuesto sensacionalmente barata. Pero a la hora del montaje, la desilusión llega enseguida. Las dimensiones son incorrectas, los agujeros para los tornillos no encajan, la pieza de chapa metálica ya llega oxidada al cliente y el grosor de la chapa es tan fino como el papel.

Por lo tanto, si desea instalar un guardabarros nuevo, definitivamente debería ir a un distribuidor de confianza y obtener calidad de marca o de equipo original. De lo contrario una reparación aparentemente simple acabará enseguida en frustración.

El guardabarros de repuesto en la imprimación negraLos guardabarros de repuesto se suministran desde fábrica con imprimación negra. Esto significa que aún se ha de pintar la chapa. No es recomendable intentarlo con aerosoles. Siempre se verá la diferencia. Pero incluso si un guardabarros se ha barnizado profesionalmente, seguirá llamando la atención una vez montado.

Un guardabarros brillante, impecable y recién barnizado resalta el estado en el que se encuentra el resto del coche. Por tanto, quien quiera montar una pieza nueva en su coche, tendrá que emplear mucho tiempo en pulirla tras el montaje para que se adapte al color y al brillo del resto de la carrocería.

Sin embargo, un guardabarros usado en exactamente el mismo color proporciona calidad OEM y un ajuste perfecto. Sus signos de envejecimiento también son ventajosos para la reparación de un coche usado. Por lo tanto, se pueden obtener los mejores resultados con un guardabarros que tenga el mismo color que el coche y esté en buenas condiciones. Así luego no se verá la reparación.

Cómo cambiar el guardabarros paso a paso

Cómo cambiar el guardabarros paso a pasoCambiar un guardabarros debería tomar 2-3 horas. Para ello se necesita lo siguiente:

– Un juego de llaves de vaso
– Un lugar de trabajo seco
– Un gato
– Llave de cruceta
– Herramienta para sacar clips
– Alicates puntiagudos
– Soportes
– Destornillador de estrella

Preparativos: El coche se aparca y se abre el capó.

1. Retirar la parrilla

Retirar la parrillaPrimero se desmonta la parrilla del radiador. Esto es necesario para poder retirar luego el parachoques. La parrilla suele estar fijada a la carrocería mediante una serie de tornillos de estrella.

2. Desmontar el parachoques

Desmontar el parachoquesA continuación, se retira el parachoques completo. Alrededor del mismo se encuentra una serie de clips y tornillos. El parachoques retirado se coloca sobre césped blando o en una manta para que no se raye.

3. Desmontar la rueda

Desmontar la ruedaSe retira la rueda del lado correspondiente. Para ello se aflojan primero las tuercas y se eleva el vehículo. Cuando la rueda esté colgando, se desmonta completamente.

Atención: El coche no debe descansar únicamente sobre el gato. Por favor, no use piedras o madera escuadrada para mantener el coche en alto, sino solo soportes específicos para vehículos.
Preste atención a subir y bajar el coche de los soportes siempre en los puntos previstos. ¡Un gato o un soporte mal posicionado puede causar graves daños en la carrocería!

4. Desmontar el paso de rueda

Desmontar el paso de ruedaEl paso de rueda o el guardabarros interior está fijado a la carrocería mediante tornillos y clips. Preste atención a no perder ningún tornillo. Aunque sea tedioso, use mejor un destornillador simple en vez de uno eléctrico.

De lo contrario se corre el riesgo de que los cabezales de los tornillos se aflojen. A continuación, el desmontaje se convierte en un trabajo muy laborioso y siempre existe el peligro de que se produzcan más daños en los componentes o en la carrocería.

5. Desmontar los faros

Desmontar los farosEn los coches actuales, algunos de los tornillos del guardabarros se esconden detrás de los faros.

Por tanto, fuera. Asegúrese de que los faros de xenón se han enfriado completamente. Guarde los faros delanteros en un lugar seguro.

6. Cambiar el guardabarros

Cambiar el guardabarrosAhora que se han retirado todas las partes delanteras y el paso de rueda, se deberían poder sacar todos los tornillos del guardabarros. Tenga a mano una lata pequeña en la que pueda guardar los tornillos de la carrocería.Descuentos en repuestos de carrocería Desatornille el guardabarros y monte el nuevo. Los coches modernos apenas requieren trabajo de ajuste. El guardabarros debería encajar perfectamente.

Sin embargo, si tiene dificultades para instalarlo, puede haber daños en el bastidor. En tal caso, averigüe si se trata de un coche accidentado.

7. Volver a montarlo todo

volver a montar el coche después del cambio de guardabarrosTodas las piezas adicionales se vuelven a montar en orden inverso. A continuación, el coche se lava y se pule exhaustivamente. La reparación ha sido un éxito, si no quedan indicios de ella.

El reemplazo inmediato ahorra tiempo y problemas

En los guardabarros delanteros, la pregunta de si cambiar o repararlo es muy fácil. Si los defectos se puede sacar puliendo, aún se puede seguir usar el viejo. Pero si se tiene que aplicar masilla y soldar, entonces una pieza de recambio perfecta del desguace del mismo color es la mejor opción.

Foto: Magsi, James Kappernaros,Vladimiroquai, BACHTUB DMITRII, baranq, Sornn, Dmitry Kalinovsky, Ilya Rudzis, victoras, Alraun, Nejron Photo, Bhakpong, PongMoji / shutterstock.com

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (25 Opiniones, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…